Zoológicos: una nueva oportunidad de vida para los animales

leona del zoologico de medellín
Leona del Zoológico Santa Fe.
¿Alguna vez te has preguntado cómo llegan los animales al Zoológico? Más allá de lo que muchos piensan, este espacio es el refugio de diferentes especies, grandes y pequeñas, que han sido víctimas del tráfico ilegal de animales y que al ser sacadas de su hábitat natural ya no pueden regresar.

¿Te acuerdas cuando en Dumbo el pequeño elefante es separado de su mamá y no sabe qué hacer? En muchas ocasiones esto es lo que pasa en la vida real, pero con la excepción de estas crías no tienen un mejor amigo para que los ayude a sobrevivir en su ambiente natural, por ello, no pueden regresar.

Así mismo, cuando este tipo de animales conviven con los humanos aprenden que las personas dan comida, olvidan cómo defenderse de los depredadores y terminan regresando a los poblados, donde son casados por deporte, capturados nuevamente o asesinados por temor.

Es así como la labor del Zoológico Santa Fe de Medellín cobra valor, pues allí encuentran un nuevo hábitat parecido al natural y una nueva oportunidad para vivir. Este es el caso de los personajes que aquí te vamos a presentar, varios de los más representativos.

Bisontes

Quién pensaría que detrás de esa expresión seria está un animal tranquilo y sereno. Los del Zoológico Santa Fe son dos: la mamá que llegó en la década de 1990 y su hijo, que es el más grande y activo, y tiene 8 años. Ella pesa 400 kilos, él 800 y juntos comparten un amplio espacio en el que juegan y descansan.

 

El jaguar

Ella crecerá y será, junto a los de su especie, el felino más grande de América. Llegó en el 2010 incautada por el Área Metropolitana. Era tan pequeña que había que alimentarla con tetero, pues su madre fue cazada. Quienes la cuidan aseguran que es muy tranquila. Se encuentra saludable y probablemente vivirá unos 35 años. Lo hará en cautiverio porque al no haber crecido en libertad no desarrolló las habilidades necesarias para sobrevivir en el mundo salvaje.

León

El rey de la selva está en la ciudad.  Viene de Cáceres, en el Bajo Cauca antioqueño, pues allí vivía en una finca. Llegó a Medellín hace más de nueve años. Se da el lujo de dormir más o menos veinte horas al día y de comer cerca de cuarenta libras de carne en cada ración. Comparte su vida con una leona que desde hace más de nueve años es su compañera. Ella es más activa pues las hembras se caracterizan por ser más inquietas.

Los osos


Nadie más alcahuete que un tío con un sobrino. Esa misma es la relación de las dos osas que habitan en el Zoológico Santa Fe.  Una es calmada, la otra juguetona; una joven, la otra más longeva; y juntas la pasan bien, les encanta dormir y comer.

Más animales emblemáticos

Hipopótamos

Madre e hija, la más pequeña nació en el zoológico. Tiene cuatro años y se los celebraron con una gran fiesta. Es tímida, se esconde siempre detrás de su mamá, esa misma que proviene de la Hacienda Nápoles. Un dato impresionante: casi todos los hipopótamos que existen en Colombia son hijos suyos.

El cóndor de los Andes

El ave de nuestro escudo patrio, esa que pone un huevo cada dos años, que es la de mayor envergadura en el planeta y que vive hasta 75 años.

Cuando está en libertad habita en formaciones rocosas inaccesibles para el ser humano. Actualmente, está en peligro de extensión principalmente en Colombia, por ello, en el zoológico esperan poder reproducirlos y criarlos de tal manera que nunca tengan contacto con los humanos, para poder posteriormente devolverlo a su hábitat natural.

La elefanta más longeva del mundo

Su gran tamaño era proporcional a su simpatía. De carácter tranquilo, fue por muchos años uno de los animales favoritos de niños y adultos. Hasta ella llegaban los visitantes para conocerla y siempre les regalaba sus mejores poses. Llegó a Medellín en 1981, proveniente de un circo mexicano y, durante más de tres décadas, vivió en el zoológico. Murió en el 2012 a los 73 años.

 

 

-Regresa-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna vez te has preguntado cómo llegan los animales al Zoológico? Más allá de lo que muchos piensan, este espacio es el refugio de diferentes especies, grandes y pequeñas, que han sido víctimas del tráfico ilegal de animales y que al ser sacadas de su hábitat natural ya no pueden regresar.
" />