Una esperanza para Carlos Alberto y Luz Amparo

Carlos Alberto Zapata y Luz Amparo Castrillón.

Un proyecto siniestrado. Una esperanza muerta, pero que fue resucitada. “Comfama nos salvó, se encargó de Villa Camila y la sacó a flote”, dice Carlos Alberto. El agradecimiento de esta pareja es inmenso.

 

Comfama, en 2016, fue dignificante

Creemos en el derecho a disfrutar de un hábitat digno. Las viviendas no solo se componen de paredes, en ellas y en su entorno se crean y fortalecen las relaciones familiares. Es allí donde se es feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un proyecto siniestrado. Una esperanza muerta, pero que fue resucitada. “Comfama nos salvó, se encargó de Villa Camila y la sacó a flote”, dice...
" />