Una oportunidad excepcional

desarrollo sostenible urbam eafit
Para el 2050, casi 10 mil millones de personas compartirán nuestro planeta. Enfrentar ese reto significa que debemos pasar a la acción sin titubeos.

Crecimiento, sí. Desarrollo, sí. Sostenible, sí, indiscutiblemente. Estamos ante una oportunidad excepcional para sumar voluntades, aprender cómo abordar este proyecto conjunto que se llama planeta Tierra, para vivir en él como se debe.

Según Carlos Cadena-Gaitán, coordinador académico del Centro de Estudios Urbanos y Ambientales –Urbam– de la Universidad EAFIT, “es importante no ser fatalistas; por eso el
primer llamado es a ser propositivos”. Él manifiesta que si bien “estamos cruzando los límites y sabemos que tenemos muchos problemas, aún estamos a tiempo de prevenir las catástrofes si realmente todos nos ponemos en modo de acción”.

Esa apuesta por la vida es la que debemos establecer como ruta. Es mejor anticiparse y prevenir que solo sortear los hechos cuando hay señales de alerta, como la contingencia ambiental, en el caso de Medellín. Al respecto, Carlos Cadena-Gaitán indica que “somos nosotros mismos los que contaminamos el aire y que para disminuir todas esas emisiones que estamos generando, se requiere voluntad política y la contribución de todos”.

Hacer renuncias vs el dilema del polizón

¿Será que los seres humanos somos capaces de dejar de hacer algo que nos podría poner en peligro por decisión propia? o, definitivamente, ¿necesitamos que alguien más, por ejemplo, el Estado nos invite a no hacer aquello que nos pone en peligro?

Ante estas inquietudes, Carlos Cadena-Gaitán explica que “hacer renuncias no se ha dado tan frecuentemente como creemos porque permanentemente está el dilema del polizón, que es cuando un ser humano piensa que otros lo van a hacer y por eso él no lo hace. De esa manera, nos quedamos en ese limbo en el que nadie toma las decisiones importantes como sucede con el caso de la movilidad en bicicleta”.

 

Carlos Cadena-Gaitán es coordinador académico del Centro de Estudios Urbanos y Ambientales – Urbam – de la Universidad Eafit.

Al respecto agrega que, “hay muy pocos ciclistas en esta ciudad, aunque deberíamos ser muchísimos más”. De acuerdo con el plan maestro del Área Metropolitana para el 2030, el 10% de los viajes deben ser en bicicleta. En la actualidad, solo cumplimos en un 1%. Por eso refuerza su posición frente a que, “para dejar de generar estas emisiones, que provienen de la gasolina, el diésel; etc., hay que entender que debemos movilizarnos de otras maneras”.

Acciones para sumar capacidades y hacer un planeta sostenible

El llamado que hace Carlos Cadena-Gaitán es a que los ciudadanos decidan libremente y se den, también, “pequeños pellizcos”.

Aquí, nos comparte algunas acciones que podrían ayudar a ser actores reales por un planeta limpio y duradero.

“Hay tres postulados muy bien establecidos y estudiados por el profesor David Owen, en su libro Green Metropolis”

  1. Manejar menos. Menos kilómetros por vehículos, por personas.
  2.  Vivir más cerca. De donde trabajamos, estudiamos, etc.
  3. Vivir en lugares más pequeños. Mientras más pequeño sea el hogar, se llena de menos cosas, consumes menos. Además, incluye otros dos:
  4. No comer nada que haya tenido mamá. Comer solo aquellos productos que sabemos cómo fueron cultivados.
  5. Reinventarnos a nosotros mismos cada cierto tiempo. ¿Entender quiénes somos?, ¿Qué nos mueve?, ¿Qué nos apasiona?, ¿Qué nos hace felices? Hay que meditar, hay que conocernos y, sobre todo, entender que somos ciudadanos en formación, a lo largo de la vida.

Regresa: Naturaleza Comfama 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para el 2050, casi 10 mil millones de personas compartirán nuestro planeta. Enfrentar ese reto significa que debemos pasar a la acción sin titubeos.
" />