Una búsqueda permanente

Una búsqueda permanente

Se puede trivializar, decir que es subjetiva, incluso hasta remitirnos a lo físico, pero la belleza es mucho más que eso; está presente todo el tiempo en nuestras vidas y en lo que hacemos, lo importante: detenernos a admirarla. Hablamos acerca de ella con Ana Cristina Abad, gerente de la Orquesta Filarmónica de Medellín.

 

¿Qué es la belleza?
«Es lo que excede de alguna manera lo necesario, lo que no es indispensable, lo que aparece y se nos instala ante los sentidos, nos emociona y nos conmueve».

La belleza más allá de lo que podemos creer se presenta de muchas maneras en lo cotidiano, en el canto de un pájaro al amanecer, en la música, en una obra de arte que pasamos desapercibida en la calle, o en algo tan simple como la gota del rocío cuando es atravesada por la luz del sol.

Los seres humanos a través de los tiempos hemos creado las bellas artes para representar el mundo: esas que nos han permitido leer y vivir la historia de la humanidad desde la música, las artes plásticas, el teatro, la danza. Esas que nos dan la posibilidad de ver los acontecimientos de la vida con una mirada estética. Esas que nos inspiran con más preguntas que respuestas.

¿Cómo fue su primer encuentro con la belleza?
Difícil pregunta porque no tengo un momento en particular. Me atrevo a pensar que es algo que se construye permanentemente. Eso entonces me hace pensar en muchos momentos: en todo caso, han sido acompañados. Es decir: son instantes que han llegado porque desde mi infancia alguien me «sembró la idea de valorar lo bello». Y eso sigue cultivándose día a día. La belleza es una búsqueda constante.

¿Se aprende a apreciar la belleza?
Sí, despertando curiosidad y gusto podemos ir cultivando poco a poco la sensibilidad hacia este mundo de las bellas artes. Es como si les permitiéramos a nuestra emoción, a nuestra sensibilidad y a nuestra imaginación salirse de los moldes y las estructuras habituales de lo útil y lo establecido por el mercado.

¿Cuál es la utilidad de la belleza?
La belleza podría ser lo que el mercado y la masa, en ocasiones, definen como «inútil», pero es precisamente eso lo que despierta la sensibilidad humana, lo bello permite ampliar nuestro entendimiento, no solo nuestro conocimiento del mundo.

Dejémonos tocar por lo bello, detengámonos a ver y a disfrutar. La belleza nos abre caminos para entender desde lo sensible y lo estético el mundo que nos rodea. Es el alimento para el alma. Es el alimento para los sentidos. Es lo que nos da refugio, explicación y sentido.

La belleza es un derecho
“En el universo del utilitarismo, en
efecto, un martillo vale más que una
sinfonía, un cuchillo más que una
poesía, una llave inglesa más que un
cuadro: porque es fácil hacerse cargo
de la eficacia de un utensilio mientras
que resulta cada vez más difícil
entender para qué pueden servir la
música, la literatura o el arte”.
Nuccio Ordine, La utilidad de lo inútil, 2013.

¿Qué es la belleza para ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se puede trivializar, decir que es subjetiva, incluso hasta remitirnos a lo físico, pero la belleza es mucho más que eso; está presente todo...
" />