Loading . . .
Tertulias y risas para cuidarnos
Tiempo de lectura3 Minutos, 11 Segundos

Tertulias y risas para cuidarnos

1 0

Construir vínculos sólidos y saludables es una de las estrategias para el cuidado continuo de nuestra salud mental. Para Lucas, El Solar, y las tertulias que allí ocurren, lo han dejado «livianito» durante los últimos 10 años.

«Si mis amigos no son una legión de ángeles clandestinos, ¿qué será de mí?»

Raúl Gómez Jattin.

Por: Lucas Yepes Bernal

Los azares de la vida me llevaron un día a una oficina de abogados en la ciudad, donde confluían tanto demandas y litigios, como también el arte y un par de whiskys.

Al lugar llegaron clientes, socios, colegas y amigos que, por una feliz coincidencia, nos encontramos en la palabra profunda y la risa fácil. Primero empezaron las citas al final de la tarde, cuando terminábamos de trabajar.Estas se fueron repitiendo y de repente creamos un nuevo grupo de chat para seguir conversando, enviarnos cosas que nos parecían de interés y así evocando a los Seis del solar, orquesta de Rubén Blades, sin mucha discusión bautizamos la naciente tertulia.

De esto, ya han pasado 10 años y el grupo que empezó solo como un pasatiempo y escenario de conversaciones cotidianas, se ha convertido en un soporte, un espacio de amigos entrañables, de risas que sanan y abrazos que reconfortan.

Seis hombres entre 40 y casi 80 años nos reunimos para hablar de música, política, fútbol, arte, relaciones de pareja y vida cotidiana. Todo enmarcado en el humor y la camaradería. Estos amigos, representan para mí, una de mis redes de apoyo más sólidas. Estoy seguro, además, de que a ellos les debo una parte importante de mi salud mental, porque me contienen y reconfortan ante las dificultades inevitables.

El hacer parte de este grupo me ha permitido entender por qué son tan importantes los grupos de amigos, las reuniones clandestinas —o no tanto—, los aquelarres, los clubes de caballeros y demás espacios de encuentro: estos han sido fundamentales para el desahogo, las risas y los llantos. También para los abrazos, unión de propósitos, aliento para las ideas y, sobre todo para vernos como semejantes.

Todos suelen estar asociados a un lugar. Tenemos como referentes a la famosa Cueva, en Barranquilla; el café La Bastilla, en Medellín; La Bodeguita del Medio, en La Habana; y el Café Gijón, en Madrid. Como estos, debe haber cientos de espacios que dieron y dan vida a noches entrañables que, entre copas y coplas, han generado movimientos artísticos, grupos políticos, negocios y fracasos. Todo gracias a la provocación de la chispa y la compinchería de quienes hacen parte.

Hoy, en Medellín, existe una tertulia llamada El Solar que se reúne con la frecuencia que dicta el deseo del encuentro y tiene como sede el balcón de uno de nosotros. Cuando suena la música y se da el primer brindis la magia sucede y las risas no se hacen esperar.

Cuando la noche acaba y alguno de nosotros oye a lo lejos la canción Convergencia, interpretada por Pete “El Conde Rodríguez”, el corazón se emociona y recordamos la fortuna de ser parte de algo, es nuestro himno. Este nos recuerda que hemos construido vínculos entrañables que nos mantienen sanos emocionalmente. Ese corrientazo musical conecta con la red neuronal que soporta, activa y nos llena de vida.

En El Solar hemos encontrado en el arte, la música y las letras un propósito común: sentir el universo para transformar nuestro mundo.

Cuidado continuo

Disfruta del arte y la cultura. Las personas que disfrutan de las interpretaciones artísticas, desarrollan recursos personales como la creatividad, la capacidad de resolución de problemas y compresión de su propia vida emocional y la de otros, explora hasta que encuentres un género o práctica artística que te guste y permita crecer.

¿Cuáles son tus vínculos afectivos más fuertes? ¿Por qué son un soporte emocional en tu vida?

#HablemosdeSaludMental para encontrar estrategias de prevención.

Happy
Happy
50 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
50 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

One thought on “0

  1. mis vínculos afectivos mas fuertes los encuentro en mi familia cuando nos reunimos para hablar, reír recordar y quizás hasta llorar, pero de alegría y de felicidad al recordad eso bellos momentos que vivimos y de esos seres queridos que ya no están con nosotros.

    son un soporte emocional en mi vida por que en ellos me libero de cargas de estrés, de algún problema que tenga de cualquier índole me olvido de todas esas emociones que nos acompleja día a día.

Comments are closed.

Previous post Higiene mental… tan necesaria como lavarse los dientes
Next post Orfandad