Recuerdos de ruta

arte callejero zacharevic
Arte callejero de Ernest Zacharevic, en George Town, Malasia.
Viajar es la capacidad de acercarnos a nuestro propio entorno con ojos curiosos.

Alexandra y David son una pareja colombiana que le ha dado dos veces la vuelta al mundo.

De esos recorridos aprendieron que en la vida hay que viajar libres de las cadenas que impone la vida moderna, con menos equipaje, con desapego a los resultados y disfrutando el presente.

¿Cuál es la clave para sacarle todo el provecho a un viaje y cómo lograr que sea significativo?

Dicen que los viajes se viven tres veces: cuando se planean, cuando se viven y cuando se recuerdan. Para nosotros es la mejor forma de aprovechar al máximo cada uno. Nos encanta investigar mucho antes de viajar sobre los atractivos del lugar al que vamos, su cultura, sus costumbres e inclusive su historia. Hay viajes que hemos planeado con años de anticipación, como nuestra segunda vuelta al mundo en 2017 que empezamos a esbozar durante la primera en 2011; sin embargo, aun para una escapada de fin de semana dedicamos algo de tiempo previo para soñar con lo que viviremos.

Durante el viaje lo más importante es concentrarse en el presente. Sumergirse en la experiencia que ofrece el lugar que visitamos, idealmente desconectándonos de las preocupaciones que dejamos en casa, del uso excesivo de las redes sociales y del trabajo. Acercarse a cada lugar con curiosidad y respeto y, en lo posible, vivir la vida como lo haría un local más.

Para nosotros un viaje, aunque llegue a su fin, nunca se termina. Nos encanta escribir en nuestro blog sobre lo que vivimos en cada destino porque después le dedicamos mucho tiempo a leerlo de nuevo, a recordarlo, a evocarlo. Es una forma maravillosa de extender la experiencia.

¿Viajar es una actitud, es un estilo de vida, es una prioridad?

Viajar es una forma de experimentar el mundo que nos permite ensanchar los límites de nuestra cotidianidad. La capacidad que tengamos para aprovechar esas nuevas experiencias permitirá que lo que vivamos se convierta en aprendizajes aplicables a las labores que desempeñamos diariamente, también para mejorar nuestro entendimiento de otras culturas y personas. Lo mismo pasa con nuestra capacidad de redescubrir nuestros límites. Cada uno puede ponerle la etiqueta que le parezca conveniente, en nuestro caso es algo tan intrínseco en nuestras vidas que no podríamos clasificarlo en una sola definición.

¿Viajar debería ser parte de la canasta familiar, una prioridad para las familias?

Una vez cubiertas las necesidades básicas, destinar parte del presupuesto familiar para viajar puede ser una manera de mejorar la calidad de vida del hogar. Contrario a lo que ocurre cuando usamos el dinero para comprar más “cosas” que se van desgastando con el tiempo, lo que destinamos a viajar nos ayuda a adquirir nuevas experiencias que harán parte de nuestra vida para siempre. El sano uso del tiempo libre bien sea para descansar, visitar un nuevo lugar, maravillarse con otra cultura, experimentar lo que no hacemos en nuestra vida cotidiana, acercarnos más a nuestras familias, conocer otras personas, atrevernos con sabores desconocidos o simplemente retar nuestra zona de confort son actividades que transforman y revitalizan, una inversión intangible que se multiplica en nuestras vidas.

Lagos Esmeralda en Tongariro, Nueva Zelanda.

¿Han escuchado hablar de la actitud de viajero?, ¿qué opinan de ello?

La actitud de viajero es la capacidad de acercarnos a nuestro propio entorno con los ojos curiosos y las ganas de descubrir que solemos tener cuando viajamos a otros lugares. En este sentido, es una oportunidad para darle una nueva mirada a lo que se nos volvió cotidiano.

Frecuentemente pasa que conocemos viajeros de otros lugares y les decimos “me encanta esto de tu país” o “cuando estuve en cierto lugar me pareció mágico” y muchas veces nos responden “nunca he ido allá” o “no sabía que eso existía en mi ciudad”. Seguro hay espacios cercanos que no hemos experimentado porque están tan a la mano que “algún día” habrá tiempo de visitarlos, porque nos acostumbramos tanto a la misma rutina que olvidamos explorar nuestro entorno.

Para nosotros, que hemos vivido en diferentes países y viajado por los cinco continentes, tener la capacidad de ir descubriendo los pequeños secretos que oculta cada ciudad se convierte en una experiencia significativa que todos deberíamos practicar con frecuencia.

Sus experiencias las comparten con millones de viajeros en el mundo a través de su blog www.viajaliviano.com

Regresa: Viaje 

Etiquetas del contenido
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajar es la capacidad de acercarnos a nuestro propio entorno con ojos curiosos.
" />