¿Obsequiar algo que otro ya usó?

foto de niña con morral
Foto tomada de Genealogy
Si, esa es la propuesta de Genealogy, una marca de bolsas hechas a partir de desechos textiles y ropa de segunda mano con raíces en el Oriente antioqueño.

“Mi abuela una vez me dijo que yo parecía haciendo cosas del pasado”, cuenta Isabel Gaviria, creadora de la marca de bolsas de tela reutilizables, Genealogy. Aunque no son exactamente cosas del pasado, sus productos invitan a pensar en la cotidianidad, a actuar de otra manera, a regular con conciencia y a tratar de volver a esos días en los que los envases de plástico, los artículos que se usan solo una vez y las prendas del Fast Fashion o moda rápida no estaban por todos lados.

Su propuesta son una serie de bolsas, hechas a partir de ropa de segunda mano y de desechos textiles, con las que se puede mercar a granel, colar leches como la de almendras, llevar cubiertos o cualquier otro elemento que requiera de un poco de cuidado. También tiene pañitos desmaquillantes hechos a partir de fibras naturales y compostables, bolsitas para infusionar té y una línea de morrales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de genealogylifestyle (@genealogylifestyle) el

Según Greenpeace la industria de la moda es la responsable del 8% de las emisiones mundiales de efecto invernadero, a ella también están asociados la contaminación química de fuentes fluviales y los abusos a la mano de obra que se viven en países como Bangladesh donde en 2013 murieron 1.129 maquiladores, sepultados por el edificio Plaza Rana Savar, donde trabajaban.

Cuando Isabel conoció esas cifras decidió que su trabajo no iba a sumar, por el contrario, intentaría restar diseñando a partir de la reutilización de desechos, contratando confeccionistas
locales, principalmente del Oriente antioqueño, y promoviendo entre sus clientes el consumo responsable.

“Mi intención es que la gente se salga de su zona de confort y se reconecte con lo que hace cotidianamente”, dice Isabel y lo ilustra explicando cómo muchos de nosotros no pensamos en lo que sucederá con las bolsas donde vienen empacadas las arepas, el arroz o la sal, y mucho menos, cuánta agua se necesitó para hacer la camisa que llevamos puesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de genealogylifestyle (@genealogylifestyle) el

Si consideras el antes y el después de los productos que consumes y regalas, tal vez tendrías menos cosas y pensarías en dar artículos mucho más significativos que cuenten historias. Estas son el
tipo de reflexiones que busca inspirar Genealogy durante esta temporada.

Hace tres años Isabel se trazó un objetivo. Hoy se siente satisfecha y sueña con que en el futuro estará en más espacios, acompañando a sus clientes a procurarse un planeta más habitable.

Regresa: Qué le regalo a…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si, esa es la propuesta de Genealogy, una marca de bolsas hechas a partir de desechos textiles y ropa de segunda mano con raíces en el Oriente antioqueño.
" />