Luz María Correa: mujer que lidera, mujer que inspira

“La búsqueda permanente de metas con las herramientas que tienes es lo que te hace feliz”.
Tener paciencia, aprender de los errores y hacer cambios cuando sea necesario son algunos de los lemas de una de las empresarias más destacas de Antioquia.

Luz María Correa cree en el liderazgo que inspira. Y ella lo aplica cada que llega a la empresa donde trabaja hace casi 31 años y que se ha convertido en su segunda casa, ese espacio donde los sueños se convierten en planos y esos planos ayudan a forjar un futuro de crecimiento y desarrollo en el país.

Desde pequeña tuvo claro que le encantaba viajar y contó con la fortuna de poder visitar diferentes lugares.

Quizá sin saberlo, conocer esas otras realidades fue lo que le permitió abonar el camino para la labor que realizaría años después liderando la empresa de Construcciones El Cóndor S.A.

(Lee tambiénInspiración: la clave para eliminar fronteras).

Con dedicación y trabajo constante se ganó un lugar destacado en un gremio con predominancia masculina y, desde hace 15 años, es la Presidente corporativa de esta entidad y una de las mujeres empresarias más destacadas en Antioquia.

Pero su fórmula más exitosa es creer en su equipo y trabajar de la mano con él.

Por eso, para ella el liderazgo no es sabérselas todas: “Yo creo que es inspirar a los otros a que te sigan, a que te apoyen. Nadie logra nada solo, y todo lo que hacemos en esta organización es producto de un trabajo en equipo, de los visibles y los invisibles, pues en todos los lugares hay alguien que te está apoyando para lograr las metas”.

Y cuando se logran esas metas colectivas ella se emociona y renueva el sentido de su misión. “Ver en la realidad todos esos proyectos que comienzan en el papel, esas vías, los túneles, las presas, y que le cambian la vida de una manera positiva a las personas, al entorno y a las comunidades es muy satisfactorio”.

Su familia también la emociona. Lograr el balance entre el hogar y el trabajo es un reto constante, pero el apoyo de quienes más la quieren le ha permitido alcanzar ese equilibrio y también soñar para llegar cada vez más alto. “Yo nunca me imaginé esto pero siempre tuve metas retadoras en todos los sentidos. Creo en que uno debe dar lo mejor de sí y no estar en zona de confort nunca”, cuenta.

Por eso sabe que la mejor forma de construir el futuro es invertir en el presente. “Hay que retarse y trabajar por metas. Uno no puede quedarse esperando a ver qué va a pasar. Las cosas pasan porque uno hace que pasen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tener paciencia, aprender de los errores y hacer cambios cuando sea necesario son algunos de los lemas de una de las empresarias más destacas de Antioquia.
" />