La empresa: un aliado para el cambio de hábitos

La empresa: un aliado para el cambio de hábitos

Nuestro lugar de trabajo puede ayudarnos a implementar nuevos comportamientos para una vida mejor.

 

Hace cinco años Carlos Hernán Cifuentes Restrepo, empleado de Bancolombia, se antojó de una patineta eléctrica. Una de sus primas en Estados Unidos tenía una. Fue la tentación.

Cuando pudo tenerla empezó a desplazarse en ella desde, el que en ese momento era su lugar de residencia, Belén hasta el edificio central de Bancolombia en Industriales. Un recorrido de unos 20 minutos aproximadamente. Los beneficios en tiempo y dinero eran evidentes.

Según el libro Hábitos atómicos de James Clear, los pequeños cambios de contexto pueden llevar a grandes cambios de conducta con el tiempo. En el caso de Carlos su iniciativa personal recibía
el apoyo de su empresa. Disponía de parqueadero gratuito para su patineta o bicicleta. Con el paso de los años esta contribución empezó a ser más generosa con sus empleados: el uso de una app llamada TryMyride que les permitía a los empleados contar con tres perfiles para compartir rutas en carro, bicicleta o caminantes, recomendaciones de seguridad y los resultados de cada
recorrido. También tenían a su disposición cargadores para vehículos eléctricos sin costo y el uso gratuito de bicicletas para trayectos empresariales.

Simultáneamente el banco también implementó incentivos, para quienes más se comprometían con la estrategia. Bonos redimibles en restaurantes y establecimientos comerciales y el préstamo, sin costo, de un automóvil eléctrico durante una semana eran algunos de ellos. Cada vez era más fácil mantener su hábito de transportarse sosteniblemente. Al principio Carlos ahorraba dinero y
tiempo, cuando decidió pasar de la patineta eléctrica a la bicicleta descubrió un hábito más: el ejercicio físico. Según él realizar ejercicio a primera hora de la mañana lo hace llegar feliz a su trabajo, también tener que enfrentar tramos sin ciclorruta durante el recorrido le ayudan a practicar el respeto y la tolerancia, «no puede uno olvidar que hay que compartir el espacio con todo tipo de personas y vehículos, el uso de las vías es un derecho de todos» dice.

Cuando algo se convierte en un hábito, es fácil conservarlo, aunque cambien cosas: desde que empezó a transportarse sosteniblemente Carlos se casó, nació David, su primer hijo, fue trasladado de sede y se mudó de vivienda. A pesar de eso la bicicleta, y la patineta se mantienen como su forma de moverse. Hoy su objetivo primordial es ahorrar tiempo en horas pico. Lo emplea en lo que más le importa: su familia.

Dice la ciencia

Los pequeños cambios de contexto pueden llevar a grandes cambios de conducta con el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro lugar de trabajo puede ayudarnos a implementar nuevos comportamientos para una vida mejor.   Hace cinco años Carlos Hernán Cifuentes Restrepo, empleado de...
" />