Humor que libera

Humor que libera

¿Cuál es la relación entre el humor y el teatro?
Históricamente, mediante el teatro se confrontan la violencia y la controversia. Allí el humor es el bálsamo para soportar ese reflejo en el escenario de lo absurdas que pueden ser las relaciones humanas.

¿Cuál es el papel del humor?
Uno se ríe por identificación, por rechazo, por miedo. Se ríe para mitigar el dolor, entonces lo necesitamos. Necesitamos la risa, es una crítica por antonomasia. Si algo extraña uno cuando está por fuera del país es el humor. Cada país tiene el suyo, pero hay un humor local que es el que te identifica, tanto ese que llaman ‘inteligente’ como el ramplón, que hace parte de nuestra idiosincrasia. Y eso es vital. Además, estamos llenos de políticos cuyos discursos suenan más a comedia, así que, ¿qué otra alternativa nos deja fuera de reírnos de su estupidez?

¿Por qué hacer una comedia de la historia del país?
El humor es nuestra forma de relacionarnos con nuestros propios conflictos. Nunca es mi intención decir vamos a hacer una comedia. Lo que pasa es que nuestro país entra en unos terrenos donde sólo queda reírse. También es una forma de llorar porque seguimos siendo movidos por los mismos impulsos emocionales, y es muy fácil promoverlos, volver a repetirlos… el humor aparece muy fácil en momentos de violencia.

Historia patria
Historia Patria (no oficial) es la obra reciente del dramaturgo y director Fabio Rubiano junto a su compañía, Teatro Petra, una de las más representativas del teatro contemporáneo del país. Aunque sostenida en hechos históricos, dista de ser una clase de historia o de contener algún concepto académico. Es una investigación sobre lo que sucedía en aquellos años en algunos barrios del altiplano con ‘la gente del común’: cómo se lavaban el pelo, cómo era su higiene, cuál era su sensación respecto a la independencia, qué pensaban los criollos de los españoles y los españoles de los criollos… personajes anónimos y su cotidianidad.

Como quien ya sabe que va a contar una historia real y a la vez inverosímil: encontramos por ejemplo que, en los pasquines, que eran el Whatsapp de la época, los españoles decían que los patriotas iban a acabar con la familia, iban a imponer la homosexualidad y la prostitución, iban a quitarle las tierras a todo el mundo para hacer algo terrible. Y por el otro lado los patriotas decían que los españoles eran violadores, profanadores de la iglesia y de la Virgen de Chiquinquirá. La serie de intrigas y mentiras que se armaban de un lado a otro en esa época eran la causa del terror de los habitantes en ese entonces. Doscientos años después, lo aterrador está en ver que los argumentos que se utilizan hoy en las campañas políticas no son muy distintas.

No es humor
Lo que más nos aterra, e insisto en esto, es que, durante las
batallas, el 90 por ciento de los ejércitos españoles eran nacionales,
colombianos, neogranadinos, y el de los patriotas también. Se
mataban entre ellos. Uno mira quiénes son los soldados, la guerrilla,
los paramilitares, los grandes ejércitos del narcotráfico… los mismos,
población nacional”.
Fabio Rubiano

¿Podemos reírnos de nuestras tragedias y aprender de ellas? ¿Los momentos difíciles pueden ser más llevaderos con buen humor y optimismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es la relación entre el humor y el teatro? Históricamente, mediante el teatro se confrontan la violencia y la controversia. Allí el humor...
" />