Hay Jericó

Dolly Mejía y Hugo Martínez, Jericó en poema

Sus vidas tuvieron tintes muy distintos. Ella, graduada en Europa; él, graduado de las calles. ¿Qué los une? Jericó como tierra que los vio nacer, la poesía como su mejor legado y que su obra aún se encuentra por descubrir, admirar y disfrutar.

¡Ay, Jericó!

Un pueblito colorido entre las nubes, a 2.000 metros del cielo. Sus calles, sus rincones, sus montañas evocan un poema, los escritos por Dolly Mejía o los que se desprenden de los olores de sus amaneceres y de esa luz anaranjada que cobija cuando cae la tarde.