Ese amor que salva vidas

El amor que acepta al otro como es, lo valora y lo celebra. Ese amor que da ejemplo, que rompe barreras... El que describe a la familia Cano López.

Lloró mucho, pero las palabras de su papá hicieron efecto instantáneo en la expresión de su rostro y su actitud frente a la vida. Y cómo no, si lo que le dijo Carlos fue tan reconfortante: “Usted es mi hijo, simplemente sea feliz y útil para la sociedad”.

Isaac ya había hablado anteriormente con su mamá, Claudia, el otro pilar de su vida, de quien también había recibido total comprensión. Ahora, si tenía el apoyo de sus papás, ¿qué lo podía detener? Nada.

Para ellos, sin embargo, no era algo fácil de afrontar: los prejuicios de la sociedad, ese “qué dirá la gente”, pasan factura. Pero había una clave para afrontarlo, bueno, dos. La primera de ellas, el amor incondicional hacia los hijos. La segunda: el conocimiento. Claudia buscó ayuda, razones, aliento.

“¿Qué hicimos mal?”, se preguntaba. Y la respuesta llegó como la claridad del agua: nada. Todo lo contrario, el amor, la confianza y el buen ejemplo que le habían dado toda su vida habían hecho de él un hombre capaz de sincerarse, de luchar con todo su corazón por ser lo que realmente era. Una respuesta contundente permitida por sus lecturas, investigaciones y acompañamiento profesional. Un camino que la llevó a ser parte de la Corporación Fauds: familiares y amigos unidos por la diversidad sexual.

Ahora, con su propio testimonio, Claudia y “sus hombres”, como ella les dice, contribuyen para que la familia y la sociedad superen las normas sociales preestablecidas sobre la sexualidad. Sus logros han sido contundentes: “Salvar vidas”.

Carlos lo tiene muy claro: no apoyar a los hijos frente al descubrimiento de su propia identidad es regalárselos al suicidio. Su propia historia, sus consejos y acompañamiento han permitido que muchas familias se reencuentren en el amor y la comprensión, que evidencien lo realmente importante de esta vida, que es prestada.

Ahora, el orgullo es el común denominador de esta familia. Orgullo por ese hijo valiente y amiguero. Orgullo por esa mamá y ese papá que aman a manos llenas, que dan ejemplo y ayudan a los demás. Orgullo por ser un hombre trans, porque es algo que se lleva así, con orgullo. Orgullo por ese hijo, ese hombre que encontró su verdadero yo.

 

Fauds es un grupo de familias y amigos de personas LGBTI organizado en red. Si tu familia requiere de su acompañamiento puedes contactarlos por medio del correo electrónico grupodeapoyo@fauds.org o el celular 310 4520298.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El amor que acepta al otro como es, lo valora y lo celebra. Ese amor que da ejemplo, que rompe barreras... El que describe a la familia Cano López.
" />