En la noche todos los sueños suceden

¿Por qué la noche es un aliado ideal para la fiesta? Sergio Restrepo Jaramillo, responsable del Claustro Comfama, un edificio patrimonial localizado en el centro de Medellín, nos cuenta.

 

Si el día ve y observa, la noche escucha y siente; si ella no tiene ojos agudos o la luz suficiente para que estos vean, tiene piel y oídos. Es el lugar en el que todos, todos somos pardos, hasta los gatos.

El día es rígido e inflexible, la noche es líquida y elástica, llena cada espacio y se filtra en todos. En la noche se puede respirar sin el afán y el jadeo que es el día mismo. El tedio cede o se deja llevar. Mi lugar favorito en el mundo es la noche, hasta para dormir.

En la noche mi mente se desocupa y piensa, actúo mejor, soy más y más sensible y la penumbra que abraza las sombras es, en sí misma, una atmósfera que lo hace todo posible. Es la puerta del paraíso o el infierno, o es ambos al mismo tiempo.

La ciudadanía que se duerme de noche se priva del mejor momento del día cuando este no está; es como si no quisiera ir a la fiesta que la noche es. Si por algún motivo, de alguna manera, de un día a otro, hiciéramos un pacto para vivir la noche y vivir en ella, algunos nos pasaríamos a habitar el lado oscuro, con menos grados de temperatura.

Lo mejor de todo es que en la noche vivimos la fiesta, la noche es fiesta y después de esta pandemia, que ha sido como un largo y difícil día, es más que necesario y urgente que el carnaval sea posible, ojalá en un plazo extendido, turnado y variable para habitarnos juntos e irnos de luna de miel a vivir al lugar preferido para el amor, en el que el universo está dispuesto a dejarse mirar y vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué la noche es un aliado ideal para la fiesta? Sergio Restrepo Jaramillo, responsable del Claustro Comfama, un edificio patrimonial localizado en el...
" />