Empresas que luchan por mantenerse

Empresas que luchan por mantenerse | Revista Comfama

La crisis por la COVID–19, implicó para Guamito S .A. S., un retroceso económico de cinco años.

 Son las cinco de la mañana en el oriente antioqueño, el sol aún no asoma y Marta Nelly Bedoya ya está lista para comenzar su día laboral. Se despide de su esposo, sus dos hijas y su nieto, antes de emprender el viaje hacia su lugar de trabajo: Guamito S. A. S., una empresa dedicada a la producción y comercialización de flores frescas en el municipio de La Ceja.

Marta vive en el corregimiento San José de La Ceja y se desempeña como hidratadora de hortensias y otras flores desde hace cuatro años. Con la calidez de sus manos cuida las flores desde que son verdes hasta que maduran y llenan los viveros de tonos rosas, azulados, blancos y amarillos.

Para poder continuar con sus labores, Marta, y sus más de trescientos compañeros de trabajo, interiorizaron cambios en sus hábitos, como desplazarse en bicicleta ante la ausencia de medios de transporte durante los primeros meses de la COVID-19, experimentar con el teletrabajo y sumar a sus herramientas de trabajo los tapabocas, además del cumplimiento de estrictos protocolos de bioseguridad.

Durante quince años, Guamito S. A. S. se consolidó en el mercado de la producción y exportación de hortensias. En los últimos tres años había logrado un crecimiento importante, que se vio afectado por la crisis actual: «veníamos ampliando la capacidad instalada, dando oportunidad de trabajo a más de cuatrocientas personas, pero durante las primeras dos semanas de la COVID-19, afrontamos un retroceso económico de cinco años», afirma Karin Melissa Álvarez, directora administrativa y de gestión humana de un grupo empresarial al que pertenece Guamito S. A. S.

La solidaridad es determinante en la lucha por seguir floreciendo y aportando al desarrollo socioeconómico del oriente de Antioquia. Mercados colectivos, alianzas estratégicas, atención psicológica a los empleados, además de brindar internet sin costo a varias fincas para que las personas puedan conectarse y hacer las tareas con sus hijos, han sido estrategias de acompañamiento que ha implementado la empresa para su beneficio y para el de las comunidades en el territorio.

«Esta crisis se convirtió en una prueba para todos: trabajadores, personal administrativo, colaboradores y aliados; en cada acto hemos podido evidenciar el sentido de pertenencia, el cuidado y el amor que tenemos por la empresa», cuenta Karin. El uso de tapabocas, el diligenciamiento de encuestas, la toma de temperatura, la desinfección de espacios y el lavado frecuente de manos, son acciones que realizan diariamente desde su reactivación. En Guamito S. A. S. hacen todo para seguir operando, entienden que cuidar del otro es cuidar de ellos mismos.

***

Trabajar… para estar siempre vigentes y en evolución

***

¿Cómo has adaptado tu trabajo a la nueva normalidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La crisis por la COVID–19, implicó para Guamito S .A. S., un retroceso económico de cinco años.  Son las cinco de la mañana en...
" />