El perdón, la clave antes, durante y después del paro

Daniel Ortega es estudiante universitario, marcha para expresar sus inconformidades, bajo la filosofía de cuidar y proteger la vida. Jorge Cárdenas hace diecisiete años porta con honor su uniforme para defender a la sociedad de las injusticias. Roles opuestos que coinciden en que la escucha, el buen trato y el perdón, son fundamentales antes, durante y después del paro.

 

¿QUÉ SIENTE EN ESTOS MOMENTOS CON LO QUE SE ESTÁ VIVIENDO EN EL PAÍS?
DANIEL ORTEGA: Tengo miedo y dolor por lo que ha pasado, pero a la vez el movimiento de las juventudes con las que comparto el presente me da la esperanza de un futuro que anhelo.
JORGE CÁRDENAS: Tristeza por la falta de empatía para ponernos en el lugar de los otros.

¿QUÉ CREE USTED QUE SIENTEN LOS OTROS (LOS QUE NO COMPARTEN SU POSTURA PERSONAL), POR EJEMPLO?
D: Creo que hoy, para quienes desean continuar en el cotidiano silencio, hay un sentimiento de incomodidad necesaria, para poder cambiar, para hacer distinto, votar distinto y trabajar por una real democracia.
J: Creo que sienten impotencia y odio. Ellos quieren buscar muchas soluciones a situaciones que aquejan, y eso hace que se cree ese odio, porque no lo pueden solucionar, y lo expresan con violencia.

¿QUÉ LE DIRÍA HOY A UN NIÑO SOBRE COLOMBIA?
D: Le diría que esa gente adulta se complica mucho la vida, pero que tranquilo, que estamos trabajando por mejorar las cosas. Le invitaría a, si puede, cantar, danzar, observar. Que no hay nada más revolucionario que el hacer y el cultivar la sensibilidad.
J: Que Colombia es el mejor país del mundo y que es un país mágico, donde puede alcanzar sus sueños, metas y proyectos.

SI PUDIERA CUMPLIRLE HOY TRES DESEOS A COLOMBIA, ¿CUÁLES SERÍAN?
D: • Igualdad de oportunidades y que los derechos básicos no sean un privilegio.
• Que podamos perdonar y superar las heridas de la guerra a través de la justicia y la verdad.
• Que nuestra biodiversidad sea el mayor tesoro y la prioridad sea el cuidado de los ecosistemas que nos sostienen.
J: • Paz.
• Reconciliación.
• Perdón.

UNA PALABRA PARA IMAGINAR EL PAÍS DEL FUTURO
D: Sensibilidad.
J: Justo.

¿QUÉ LE DIRÍA A QUIEN CONSIDERE HOY SU CONTRARIO?
D: Como dice la comunidad indígena emberá chamí: escuchémonos para entender.
J: Que reflexione, que siempre hay una mejor manera de solucionar las diferencias y es escuchando y hablando para acordar, y más allá de eso, perdonar.

¿POR QUÉ MARCHA?
D: La reforma tributaria fue el florero moderno de Llorente que avivó esa inconformidad que viene desde el pasado. Por eso creo que las juventudes salimos a las calles, para decir que aquí estamos, porque no nos estamos viendo representados en las decisiones democráticas.

¿POR QUÉ NO MARCHA?
J: Constitucionalmente no podemos hacer protesta social. Además, aporto de otra manera para que también sean escuchadas las personas, también tengo derecho a mi libre expresión con mi familia y amigos. No marcho, pero escucho. Me expreso escuchando y respetando las opiniones de los demás.

¿QUÉ SE IMAGINA QUE AYUDARÍA A SOLUCIONAR LASINCONFORMIDADES?
D: Es necesario que los gobernantes trabajen con conocimiento del contexto. Necesitamos gobiernos relajados que se quiten el cachaco, se olviden de los egos de partidos y del dinero como único objetivo. Se necesita también justicia y cambios estructurales, radicales (que significa ir a la raíz), para que, del cambio, el esclarecimiento y la verdad, pueda crecer la paz que necesitamos.
J: Haciendo una reforma a la justicia.

***

¿Cómo puedes promover el diálogo, la escucha y el perdón en tu círculo cercano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Daniel Ortega es estudiante universitario, marcha para expresar sus inconformidades, bajo la filosofía de cuidar y proteger la vida. Jorge Cárdenas hace diecisiete años...
" />