El conocimiento “Lo doy porque quiero”

lo doy por que quiero charla
Desde su fundación, Lo doy porque quiero ha realizado más de 500 charlas, que han contado con cerca de 10 mil asistencias.
“La educación, en su verdadero sentido, es la comprensión de uno mismo”. Jiddu Krishnamurti.

En un ambiente sin tensiones, sin egos, alejado del esquema tradicional, donde todos los conocimientos se congregan con naturalidad. Así son las sesiones de Lo doy porque quiero, un espacio que permite compartir experiencias, habilidades, gustos o aficiones. Todo de forma altruista.

Su fundador Andrés Smith, físico y profesor universitario, cuenta que “Nos gusta pensar que este proyecto es un descubrimiento porque suprime la noción de propiedad e incluso la responsabilidad de ser creadores. Aquí todos son bienvenidos a descubrirlo y la retroalimentación es la bandera en todo momento”.

Es así como desde que esta iniciativa comenzó hace casi siete años, cada martes y cada jueves alguien llega a compartir su conocimiento para que luego se dé una conversación. “Me gusta que se revuelvan todas las áreas porque eso es lo que pasa de verdad en la vida. Por eso comenzamos en un bar, donde estamos juntos todos los conocimientos: los artistas, los abogados, los biólogos, los ingenieros, los físicos, y la expresión es más tranquila”, explica Andrés.

Agrega que él está convencido de que la educación es esencial para la libertad. “Hace poco les leí algo a mis estudiantes de Krishnamurti que me parece muy contundente: ‘Educar es quitar el miedo’, y eso es lo que nosotros queremos hacer, quitarle el miedo a la gente a escuchar, a conocer y a discutir cualquier tema”.

Por eso Lo doy porque quiero reafirma en su manifiesto que lo único que pretende es que recordemos el amor por el conocimiento por el solo hecho de ser conocimiento, donde escuchemos las diferentes formas de ver el mundo y de enfrentarlo, buscando que esto inspire nuevas preguntas y respuestas a las cuestiones de la vida, para que al final se amplíe nuestra visión del mundo.

Que acudas a una de sus sesiones las cuales se llevan a cabo a las siete de la noche en el Claustro Comfama, el bar Calle 9+1 o La Pascasia. Consulta su programación en Facebook o Instagram.

Regresa: Aprender, jugar, descubrir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“La educación, en su verdadero sentido, es la comprensión de uno mismo”. Jiddu Krishnamurti.
" />