Determinación, la clave para alcanzar las metas

mujer en bancolombia la escuela
A febrero de este año, el programa Becas Sueños de Paz había beneficiado a 1.331 becarios.
Los logros son las materializaciones de esos anhelos que se proyectan y por los que se trabaja para conseguirlos.

En la tierra del cangrejo y el banano nació hace veintitrés años Nerleidys Mosquera. Cuando cumplió los once dejó Turbo, en el Urabá antioqueño, para irse a vivir a Quibdó a donde su tía Ledy, ella la inspiró a soñar más allá de sus posibilidades.

Hacerse profesional era su anhelo, le faltaban recursos, pero le sobraba determinación. Sabía que quería ser administradora de empresas y con el apoyo de su familia se matriculó en la Universidad Tecnológica del Chocó.

Justo en el momento que más lo necesitaba, esa posibilidad llegó a su vida. Escuchó por una emisora acerca del programa Becas Sueños de Paz de la Fundación Bancolombia que acompaña a jóvenes rurales para que sean profesionales y lleven ese conocimiento a sus comunidades de origen para desarrollar el potencial de las mismas. Fue a bienestar universitario, se postuló y le dieron la beca.

“Esto fue algo maravilloso porque llegó en el momento que más lo necesitaba. Para mí y para mi familia significó no tener que pensar en qué más vendía para pagar la matrícula”, cuenta Nerleidys. A partir de ese momento se enfocó en culminar sus estudios para empezar a construir nuevos sueños.

(Lee tambiénAlexandra: hija de Ana, hija de Eafit… la profesional de la familia).

Los conocimientos que adquirió, además de enseñarle técnicas, le ayudaron a atreverse a experimentar para ser la dueña del proceso integral de su vida. Por eso le agradece a este programa que conecta a sus beneficiarios con becas, con emprendimientos y con empleos.

Nerleidys va construyendo poco a poco mientras se prepara para ser una futura empresaria. Se ganó una convocatoria en Bancolombia y cumple un rol que la llena de orgullo. “Estoy muy contenta porque hace tres meses soy direccionadora en la sucursal de Quibdó y oriento a las personas en sus procesos”.

A ella el tiempo no la preocupa, sabe que el trabajo traerá sus frutos. “Yo quiero tener un centro de asesorías para pequeños negocios, fortalecerlos para emprender su oficio y así ayudarlos a que generen más empleo. También quiero comprarle una casa a mi mamá en Turbo y me motiva que ella algún día disfrute de un techo”.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los logros son las materializaciones de esos anhelos que se proyectan y por los que se trabaja para conseguirlos.
" />