¿De qué nos reímos los colombianos?

¿De qué nos reímos los colombianos?
Dany Hoyos entrevistó a Suso el Paspi para averiguar de qué nos reímos los colombianos.

Por: Dany Alejandro Hoyos Sucerquia @AlegandroHoyos
Humorista

Hola Suso, ¿cómo estás?
– Estoy buesno. Lo que no puedo decir de vos.

– (risa falsa) Gracias, Suso. Pero, entremos en materia. Suso, ¿de qué nos reímos los colombianos?
– ¿Respuesta larga o corta?

– La que quiera.
– La risa es una desconexión de ideas: una idea se cruza con otra que va en contravía y ¡pum! Se hizo “choca pick”. ¿Cómo me viste con esa respuesta?

– Pues que no respondió la pregunta, parece político.
– ¿Político? Esos sí que se ríen de nosostros. Vea pequeño saltamontes le explico, como acá pasan tantas cosas duras el husmor se vuelve un mecanismo de defensa, si no estaríamos más locos de lo que estamos. ¿O acaso usted conoce algún humorista suizo? Allá no pasa nada. Qué aburrición.

– ¿Quiere decir que los países pobres se ríen más?
– Nos reímos más, pero comemos menos. ¡Qué triste! Entre más brava la situación más humoristas hay. Mire los paisas. Acá usted sascude un palo de mango y caen 5 mangos, 20 humoristas y 200
candidatos al concejo.

– ¿Será por eso que no son tan populares la sátira y el sarcasmo, porque duelen un poco?
– Interesante pero discutible.

– ¿Por qué el humor en Colombia es catarsis?
– Pues, no sé si siempre catarsis o nunca “incatarsis”. Cada semana tenemos una o dos tragedias nuevas y nada más cómico que la desgracia.

– ¿Cómo así? La desgracia nos da risa. Somos crueles, ¿masoquistas?
– ¡Sádicos! Nos da risa la desgracia de los demás. La desgracia propia no. Estamos en pañasles para aprender a reírnos de nosostros mismos.

– ¿Somos un país que se hace matoneo?
– Son muy pocos los que se ríen de sí mismos. Disfrutamos enormemente burlarnos del otro o del rival. Lo vemos como un triunfo. Los uribistas ríen a carcajadas con un chiste de Petro, pero si el chiste es de Urisbe no les parece tan chistoso. Y viceversa, del mismo modo, en el sentido contrario. El humor se ha vuelto una forma de combate. Jugamos al que más memes haga para atacar al otro.

– ¿Estamos polarizados para hacer humor?
– Sí, pero dígalo pasito porque se ofenden, no ve que acá nos reímos de unas cosas en público y de otras en privado.

– ¿Usted está diciendo que en este país hay doble moral?
– Ah no, serán guayabas. Vea peslao, nos encanta reírnos de las minorías, pero en privado. Mandan memes en el grupo del “wasap”, pero ojo, no vayás a publicar eso. Riámonos aquí. Escondiditos. En público nos da vergüenza reírnos con el husmor negro. Eh perdón, con el husmor afrodescendiente.

(Lee también: Bailando con mi sombra)

– O sea, ¿en público nos aterra el humor negro, pero en privado nos gozamos al negro?
– El que lo entendió lo entendió. Pero espere. No todo es malo. Los colombiasnos somos grandes consumidores de husmor, desde Los Tolimenses y Montecristo hasta los memes de hoy, el colombiano, y la colombiana, para ser incluyentes. Ah no perdón, la colombiana es una gaseosa. Dejémoslo en las personas de Colombia: disfrutamos de la risa. Más se demora en perder el
Medellín que en sacarle un meme.

– Ah, pero tenía que poner el ejemplo con el Medellín.
– Ya le dije que nos reímos de la desgracia y del dolor ajesno. Pero, también nos reímos, y es lo que más me gusta, de lo cotidiano: de la familia, las mamás, de los papás, de los amigos, de todo
lo que sean las relaciones personales. La risa va ligada al afecto.

– Ese es el humor suyo Suso. Humor básico. Humor para las masas.
– ¡Uy! calmate intelectual de vereda. Vea mijo, como dijo Samuel Becket “las cosas trascendentales se dicen con husmor” y todo lo que parece sencillo es porque tiene una profunda elaboración. Con esa lo reventé por dentro.

– Bueno Suso, se acabó el tiempo. Creo que pensar de qué nos reímos los colombianos, es un tema como el hueco fiscal de este país: profundo.
– Vea Dasny, lo más importante es que pase lo que pase aún nos reímos. Cuando ya no haya humor, ahí sí, apague y vámonos, porque el husmor es una forma de esperanza, de sentir que algo bueno nos queda.

 

¿Por qué nos reímos de todos, pero no con todos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dany Hoyos entrevistó a Suso el Paspi para averiguar de qué nos reímos los colombianos.
" />