Crear silencio

Crear silencio - Revista Comfama

En un mundo cada vez más saturado de información, tomar distancia nos hace bien.

 

Soy periodista, tengo 27 años y paso mucho tiempo en redes sociales. Lo hago por pasión, también por mi oficio me siento en la obligación de consumir información. Además, en casa me inculcaron una vieja frase que dice «si no estás informado, pierdes vigencia».

Nunca estuvimos tan conectados como humanidad, se estima que 67 de cada 100 personas en el mundo tienen celular. Por eso la llegada de la covid-19 generó noticias que se diseminaron velozmente.

La situación se convirtió en una pandemia informativa, tantas noticias, muchas de ellas falsas, comenzaron a llegarme por todos los medios: televisión, redes sociales o por el voz a voz de mis allegados. Tanto ruido comenzó a llenar mis pensamientos de preguntas, de preocupaciones, de ansiedad, me quitaban el sueño y no podía enfocarme en otro tema.

A raíz de eso, comencé a pensar en distanciarme un poco del ruido que produce tanta información. Estar solos, en silencio, es más necesario de lo que parece. Los humanos somos seres sociales y las redes incrementaron esa necesidad de estar conectados con el mundo. Nació el temor a guardar silencio; quien no publica, no opina, por consiguiente, no existe.

El filósofo danés Søren Kierkegaard decía «El estado actual del mundo y de la vida en general es uno de enfermedad. Si yo fuera un doctor y me pidieran mi opinión, les diría “creen silencio”… Solo la persona que puede permanecer esencialmente en silencio puede hablar esencialmente, puede actuar esencialmente. El silencio es interioridad… La orientación del silencio hacia el interior es la condición para una conversación cultivada». Solo desde la quietud interior nos podemos comunicar con el mundo exterior y establecer una relación íntima.

Empecé a crear silencio a mi alrededor, cambié mis conversaciones, dejé de buscar noticias con frecuencia, intenté saber solo lo necesario acerca de la covid-19. Destiné ese nuevo tiempo libre a leer, pensar y gozar de la soledad. Me liberé de muchos miedos. Encontré calma.

 

El protagonista de esta historia es Esteban Hernández Zuluaga, gestor del área de Comunicaciones de Comfama.

***

En soledad… encontramos nuestra esencia.

***

¿Has buscado tranquilidad en el silencio?

***

Algunos libros para leer en soledad

La azotea
Fernanda Trías.
Editorial: eLibros editorial – Laguna libros.
Año publicación: 2016.

 

Hablar solos
Andrés Neuman.
Editorial: Penguin random house.
Año de publicación: 2012.

 

Revisado por Ojo de lupa editores.

 

Etiquetas del contenido
, ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En un mundo cada vez más saturado de información, tomar distancia nos hace bien.   Soy periodista, tengo 27 años y paso mucho tiempo...
" />