Confiar es un acto cotidiano

Gloria sufrió un accidente de tránsito en un bus intermunicipal. Su cuerpo y su mente quedaron con secuelas imborrables. Una historia de cómo es posible volver a confiar.

 

Todo sucedió el 24 de mayo del 2016.De ese día Gloria recuerda el olor a caucho quemado que la despertó de un sueño ligero. También la velocidad inusual a la que iba el bus, la angustia de los pasajeros, la voz de alguien que anunció el daño de los frenos, el choque contra un barranco y el volcamiento del vehículo.

Era un viaje de rutina, entre Medellín y su lugar de residencia, Andes. El desplazamiento lo hizo para acompañar a su papá a una cita médica. Luego del impacto del bus, cuando Gloria recobró el conocimiento, y en medio de la oscuridad, pudo verificar que su padre estaba bien, logró salir del vehículo con ayuda de alguien. En medio de la confusión a Gloria le envolvieron el brazo derecho en unos pañales, algo estaba mal.

Fue remitida a un centro de salud. Fueron necesarias cinco cirugías, incluyendo una de reconstrucción, y más de 40 días de hospitalización. El diagnóstico actual: una alteración corporal que afecta el 40 % de la movilidad de su brazo derecho. Al inicio, Gloria experimentó la angustia y el desespero, ya no podía ser autónoma, se deprimió porque debió encerrarse en su cuarto más de cuatro meses y no podía trabajar. Hoy, cuatro años más tarde, continúa en terapia física y psicológica.

Desde el día del accidente muchas dudas rondaron en la mente de Gloria: ¿qué hacer para volver a viajar?, ¿se iba a quedar encerrada para siempre?, ¿volvería a vivir un accidente?, ¿se puede confiar en las personas que conducen los buses?, ¿soportaría la sensación de velocidad?, ¿sería capaz de poner su vida en manos de otro? Alguna vez el escritor argentino Ernesto Sábato escribió: «Es el otro el que siempre nos salva. Y si hemos llegado a la edad que tenemos es porque otros nos han ido salvando la vida, incesantemente». Gloria, consciente de ello, decidió enfrentar sus temores y volver a confiar en la gente.

Su primer viaje

«Vamos bien, vamos bien», le insiste la compañera de viaje a Gloria.

Se aferra a los apoyabrazos del asiento del bus, susurra con fervor algunas oraciones que aprendió desde niña y desea que el trayecto termine en un parpadeo. Se le hace imposible apreciar los árboles y el paisaje que la rodean. «¿Y si vuelve a suceder?», se pregunta.

El tiempo se dilata, los 100 kilómetros de camino para ella tienen una duración similar a 100 años. «Ya vamos a llegar», le escucha a su compañera.

Su temor tenía justificación. Pero después de ese primer viaje logró volver a confiar en otros conductores, a confiar en su capacidad de volver a montarse en un bus y continuar su vida cotidiana. Inclusive, conoció a don Alirio, un conductor que le recomendaron sus amigos y con quien pudo consolidar esa confianza que alguna vez perdió.

Ahora Gloria viaja más seguido, ha trabajado en otros municipios y en esos momentos en los que siente nervios, reza o conversa con otros pasajeros para calmarse. De lo malo hay que rescatar lo bueno y el accidente, además, le permitió hacer algo que complementa su labor como trabajadora social: ayudar a que otras personas con discapacidades físicas comprendan que, con amor y confianza, se puede llevar una vida normal.

Gloria nos recuerda que la confianza es una construcción cotidiana y que acciones diarias como transportarnos de un lugar a otro se fundamentan en nuestra creencia en las capacidades y responsabilidad de los demás. La confianza es como el aire, no lo vemos, pero lo necesitamos para vivir.

***

Podemos confiar… En que el otro siempre nos salva y nos ayuda a ser lo que somos.

***

¿Cuáles acciones de nuestra vida cotidiana se fundamentan en el hecho de confiar en el otro?

Etiquetas del contenido
,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gloria sufrió un accidente de tránsito en un bus intermunicipal. Su cuerpo y su mente quedaron con secuelas imborrables. Una historia de cómo es...
" />