Bici-cine rueda para contar historias

bicicine cine en bicicleta
Fotos: Cortesía.
“El cine no es un arte que filma la vida; el cine está entre el arte y la vida”, Jean-Luc Godard, director de cine.

Un pretexto: contar historias, principalmente cine documental. Así nació, en Barrio triste, la primera Bici-cine. Allí, un grupo de amigos que se reunían para disfrutar del séptimo arte armaron, de una manera rudimentaria, una especie de triciclo que incluía unos parlantes y un sistema para proyectar películas.

Las ganas de que este instrumento pudiera moverse fácilmente y llegar a otros lugares hizo que en el 2014 un grupo de artistas y colectivos decidieran reformarlo. Para ello, recogieron fondos, juntaron talentos y con objetos reciclados le dieron una nueva vida a este sueño que se convirtió en un proyecto.

Luis Buitrago, director de Invazion y gestor cultural, es uno de los aliados de esta iniciativa. “Es una idea muy bonita y muy bacana, y lo que queremos es llevar cine a otros lugares, en los que hay gente que no llega tan fácilmente a las salas”.

Bici-cine estuvo en enero en la Plazuela San Ignacio.

(Lee también“Mi propósito en la vida es ser feliz y ser feliz es hacer lo que me gusta”).

Él recuerda que el proceso de reconstrucción fue un trabajo de muchos y duró casi un año. El Parque Explora les ayudó con el espacio; Maxi, un artista argentino experto en el trabajo del metal armó la estructura; después llegó el colectivo Bicirolling que se encargó de la parte mecánica y un arquitecto hizo el diseño del mobiliario. El sueño comenzó a rodar.

Para Luis lo más valioso es llevar cine de calidad a distintos puntos de la ciudad. “En la Bici-cine se puede proyectar cualquier cosa pero buscamos principalmente presentar contenidos locales y nacionales, con producciones independientes, directores y realizadores locales que enriquezcan esta experiencia, con un cine que genere una reflexión”.

Un proyecto que crece

Las imágenes son actos de memoria que nos ayudan a entendernos como sociedad. Por eso, Luis explica que este proyecto crece de a poquitos. “Queremos que sea autosostenible y la idea es ponerle un motor, que tenga unos páneles solares para que genere la energía y pueda proyectar en cualquier lugar, en cualquier momento, a muchas más personas”, puntualiza.

 

Este proyecto se suma a la oferta cultural del Claustro Comfama en los meses de marzo y abril. No te pierdas las proyecciones que realizará la Bici-cine en la Plazuela de San Ignacio.

 

La cultura nos une

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“El cine no es un arte que filma la vida; el cine está entre el arte y la vida”, Jean-Luc Godard, director de cine.
" />