El ballet no solo es arte

Juliana Álvarez Paredes.
La danza clásica requiere concentración, flexibilidad y coordinación, lo que trae consigo beneficios físicos y sicológicos.

Por eso, entre más temprano empecemos a practicarla, mucho mejor. ¡Entérate de los beneficios del ballet!

Ballet para el cuerpo: 

  • Estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio.
  •  Contribuye a la eliminación de las grasas.
  • Facilita la corrección de malas posturas.
  • Favorece la elasticidad.
  • Ejercita la coordinación y el equilibrio.
  • Colabora en el desarrollo muscular.
  • Ayuda a la agilidad y coordinación de movimientos.
  • Permite mejorar el equilibrio y los reflejos.
  • Facilita la lucha contra la obesidad infantil y el colesterol.
  • Desarrolla la expresión corporal, la memoria y el oído.

 Y para la personalidad:

  • Exige y enseña disciplina.
  • Contribuye al desarrollo de la personalidad de los niños.
  • Estimula la sensibilidad y la libertad.
  • Ayuda a la socialización.
  • Permite que los niños más tímidos tomen confianza.

También para la mente:

  • Relaja.
  • Libera adrenalina.
  • Mejora la autoestima.
  • Reduce síntomas de estrés.
  • Combate la ansiedad.

(Lee tambiénConectarse con el ritmo natural de la respiración).

 


Por eso, es buena idea que los niños comiencen a practicar ballet desde los 3 o 4 años, cuando su aparato locomotor asimila con más facilidad y soltura los movimientos y técnicas de la danza. Más información en www.comfama.com.

 

Fuente: subdirección de Servicios Sociales de Comfama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La danza clásica requiere concentración, flexibilidad y coordinación, lo que trae consigo beneficios físicos y sicológicos.
" />