Breve historia del arte y el erotismo

obra de arte y erotismo las gracias
El hombre, a lo largo de su historia, ha tratado de expresar de diferentes maneras su sentir, sus vivencias y aquello que no puede decir. El erotismo y la sexualidad llevada al arte, son sin duda, una de las más importantes manifestaciones humanas.

“Si pudiera decirlo con palabras, no habría razón para pintarlo” así lo expresó Edward Hopper, célebre pintor estadounidense reconocido por retratar la vida en soledad. En algunas culturas el erotismo fue condenado y censurado por planteamientos políticos, morales o religiosos; el arte se convirtió así para el artista en el principal medio para representar sus más íntimos deseos en cada período de la historia.

En el arte…
Las tres Gracias, pintada por el artista nacido en Siegen, actual Alemania, Pablo Rubens (1630).

Las culturas primitivas relacionaban el deseo sexual con grandes fuerzas de la naturaleza. Las principales representaciones eróticas, en su mayoría esculturas, personificaban enormes pechos, estómagos y vulvas predominantes como la veneración a la sexualidad femenina, la maternidad y la madre tierra.

En la antigüedad, el placer fue representado sin malicia. Pasando por las pinturas del cuerpo desnudo en las obras mitológicas, las explícitas esculturas griegas y la idealización de la belleza de las diosas romanas.

No fue hasta el cristianismo que el sentimiento de culpa fue relacionado con el deseo carnal. Para esta época, Adán y Eva eran símbolos del pecado en el paraíso. Es precisamente en periodos de mayor censura donde nacen grandes obras eróticas.

El Renacimiento significó la exaltación de la expresión artística, el hombre es el centro del universo lo que simbolizó que en masivas obras fuera representado desnudo en el centro del mundo. La mujer toma protagonismo en el erotismo, triunfa el desnudo, se le otorga senos a la virgen y se retrata el amor como derecho natural.

El espíritu individualista y el sentimiento de libertad marcarían el Romanticismo, considerado el arte de los sentimientos y la intensidad emocional. El retrato, el desnudo y la belleza de la mujer representan la exaltación de la sensualidad, del erotismo y del placer sexual. Los valores rebeldes de la época marcarían el punto de quiebre de la censura y la liberación del artista.

En la modernidad el arte erótico se encuentra en un plano secundario, mientras los artistas se enfocan en regresar a la intelectualización del pensamiento artístico. Sin embargo, donde hay misterio hay curiosidad, y la fantasía y la pasión, siguen y seguirán siendo la fascinación de artistas hoy, mañana y siempre.

(Lee tambiénUna ceremonia sagrada).

Erotismo y misterio por Oscar Roldán

Para Oscar Roldán, artista plástico, politólogo y Jefe del Departamento de Extensión Cultural en la Universidad de Antioquia, frente al tema de la sexualidad en la historia, “habían dos grandes universos. Uno, es el universo biológico, el que explica la razón de la vida y el otro, es el erotismo. Esos dos universos sigue siendo grandes misterios. Evidentemente, el hecho erótico es algo tan sublime y maravilloso que implica unas preguntas, ¿qué me pasa cuando tengo un orgasmo? ¿Qué me pasa cuando me erotizo? ¿Cuáles son mis perversiones? Todo esto empieza a generar una gran nebulosa”.

Además recalcó que en la historia de las culturas no siempre satanizaron el erotismo, más bien en aquellas “donde hay tabú, donde se niega la oportunidad de experimentar, hay un asunto fascinante y es la curiosidad, nos dicen que no nos preguntemos cosas que no nos tenemos que preguntar”.

Para él, existen dos caminos, ocultar el misterio con más misterio o develarlo y el arte no es distinto a eso.

En todas las épocas y en todos los artistas siempre ha existido la fascinación por lo erótico, en especial por la mujer, asegura Oscar, quien cree que esta al tener el poder divino de la creación es vista con mayor misterio, al mito.

En la actualidad, para el artista, la idea es convivir con la construcción cultural sobre el erotismo, pero considera que, aún seguimos siendo una sociedad proclive a condenarlo todo.

 

Regresa: Sexo, erotismo, amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El hombre, a lo largo de su historia, ha tratado de expresar de diferentes maneras su sentir, sus vivencias y aquello que no puede decir. El erotismo y la sexualidad llevada al arte, son sin duda, una de las más importantes manifestaciones humanas.
" />