A pedal por un futuro más verde

Los medios alternativos de movilidad se hacen cada vez más protagónicos en ciudades que, como Medellín, requieren de un respiro urgente. ¿Cómo puede contribuir la empresa privada en este propósito? Así de simple.

La sede principal de Argos está ubicada en el barrio El Poblado, sobre una vía arterial que, por supuesto, sufre el caos vehicular. Juliana Andrea Caicedo es diseñadora gráfica de la Unidad de Comunicaciones de Argos.

Es privilegiada, pues el tráfico no le preocupa cuando desea desplazarse desde su trabajo hasta la Universidad Eafit; le basta con dirigirse al parqueadero de bicicletas ubicado a un costado de la Avenida El Poblado, deslizar el carné de la compañía en un torniquete y esperar la magia: una bicicleta eléctrica ha sido desbloqueada y está lista para su uso.

Anteriormente, este mismo trayecto le implicaba tener que caminar o manejar entre el denso trancón que caracteriza el sur de la ciudad; ella, amante de las bicicletas desde pequeña, ideó, en compañía de tres colegas, el programa “La bici me mueve”, el cual presentaron como proyecto de innovación y que hoy es realidad y se replica en el resto de compañías que componen el grupo empresarial.

Preocupada además por la seguridad, ayudó en la elaboración del manual del usuario. Todos los colaboradores que usen las bicis deben asistir a una capacitación previa que garantice que tienen el conocimiento para utilizar este medio, además de conocer las normas de seguridad. Allí, además, reciben un kit básico por parte de la empresa, que incluye un casco y chaleco reflectivo.

Montar en bicicleta me parece el deporte más divertido de todos, mientras uno va en bicicleta puede pensar, contemplar, ver las personas y generar pensamientos positivos y chéveres

Juliana asegura que implementar este tipo de iniciativas es generar un aporte que ayuda al medio ambiente; igualmente, permite crear lazos de compañerismo con sus colegas pues entre todos se cuidan cuando están en la vía y además es un medio accesible para todos los empleados.

No es la solución definitiva, pero Juliana y Argos potenciaron y combinaron una idea que hace más divertidos los trayectos entre las sedes, al tiempo que contribuyen a hacer de Medellín una ciudad que le apuesta a la movilidad sostenible.

(Lee tambiénTravesías de ciudad, espacios para todos).

La bici que mueve al Grupo Argos

Según Piedad Monsalve, gerente de Sostenibilidad del Grupo Argos, el programa “La bici me mueve” tiene como propósito estimular entre los colaboradores prácticas de movilidad que contribuyan a tener ciudades más sostenibles.

La iniciativa surgió en Cementos Argos y se fortaleció debido a la emergencia ambiental del Valle de Aburrá, así se amplió para todo el Grupo Empresarial: Grupo Argos, Argos, Celsia y Odinsa.

Los principales beneficios para los colaboradores del Grupo son la disminución de la huella ambiental personal, el ahorro en gastos de transporte y el incremento de la actividad física, mejorando las condiciones de salud y bienestar.

Mientras que para la ciudad el impacto se traduce en la disminución de emisiones de CO2 y gases invernaderos; reducción en el tráfico vehicular y mejoramiento de movilidad en las vías; y población más sana, activa y productiva.

Piedad asegura que “La bici me mueve” es un programa que parte de la responsabilidad en la gestión de riesgos e impactos, pues frente al deterioro de las condiciones ambientales que amenazan la salud pública y el desempeño general de la población, se hace necesario intervenir para propiciar cambios de comportamiento que aporten soluciones de fondo.

 

Regresa a nuestro especial ‘Empresas de Antioquia que están cambiando el mundo‘. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los medios alternativos de movilidad se hacen cada vez más protagónicos en ciudades que, como Medellín, requieren de un respiro urgente. ¿Cómo puede contribuir la empresa privada en este propósito? Así de simple.
" />